Consejos Bodas Colombia

  GUIA COLOMBIA    

 

 

Arreglos florales Colombia
Asesores de "bodas"
Carros y Carrozas
Clubes
Chef
El ponqué y la Mesa de Postres
Floristerias en Colombia
Fotografía Colombia, Fotógrafos Colombia
Haciendas
Hoteles en Colombia
Invitaciones y tarjetas para Matrimonios
Lista de Regalos

Menajes y Manteles

Meseros Colombia

Música (Grupos)
Música (Orquestas)
Música para Ceremonias
Organización de Bodas

Salones Recepciones   (Banquetes)

Vinos y Licores
   
 

Detalles Personales

Argollas, Anillos y Joyas

Asesores de Imagen

Baño de Luna (Spa y Estética)

Belleza (salones y Peluquerías)
Despedidas de Solteras y Solteros
Luna de Miel Colombia Turismo Colombia
Noche de Bodas Colombia
Ropa Interior
Smoking, Frack y Sacoleva
Vestidos de Baño
Vestidos de Cóctel
Vestidos de Novia

Zapatos Hombres

Zapatos Mujeres

   
 

Preparando tu hogar

Muebles y Decoración
Remodelaciones Colombia
Venta Carros Colombia
Venta Casas Colombia Apartamentos
 

Páginas de Novias en Otros Países

 

Otros Servicios

 
 
 
 
 
 
 
 
 
   

Consejos para la  vida Matrimonial

"El matrimonio es una realidad viva que siempre puede crecer, mejorar.

El peligro es pensar que “es el otro quien debe cambiar”. Ese pensamiento es el inicio del problema. Es mejor estrategia dedicarse cada uno  a mejorar en lo que esté a su alcance. 

Si usted  cambia para bien, ya logró que la relación de pareja sea  mejor. El cambio del otro vendrá por añadidura."

María Reig Francés.
José Albero Sanjuán
 

Capítulo I: Conozca a su cónyuge
a. Qué busca en su pareja

b. Las necesidades de su esposa  

c. El dice A... y ella le entiende  

d. Test: Respeto en pareja  

e. ¿Qué espera su cónyuge de usted?  
f. Evaluación  de las relaciones
  

Capítulo II: Errores que se pueden cometer en el matrimonio
a. Las faltas más comunes de ellas y ellos  
b. Los motivos de los conflictos en la pareja   
c. Errores en el matrimonio
   

Capítulo III: Aprenda a comunicarse bien
 

Capítulo IV: Remedios para el desamor
a. Remedios para el desamor

b. Reglas de oro
   
c. El perdón  

d. Ayudar sin crear dependencia

Capítulo V: Crecer en el amor
a. Diez formas para afianzar el matrimonio
b. 100 Formas de manifestar el amor

Capítulo VI: Decálogos
a. Lo que hay que cuidar siempre  
b. Decálogo para la convivencia conyugal  
c. Cómo crecer en el amor matrimonial
 
 

Bibliografía

 

 

 

I. Conozca a su cónyuge

a. Qué busca en su pareja

Qué expectativas tienen los hombres y las mujeres, sobre sus cónyuges ?

Mujer a los 25 años: Ella desea un hombre que sea dinámico, inteligente, motivado, y divertido. Ella desea tener un bebé. Ella cree en los sueños de él y tiene grandes esperanzas en él. Ella está muy deseosa de ayudarlo en su carrera: los intereses de él van primero. Ella está deseosa de ser profesora, su guía, su anfitriona, crítica y madrina.

Mujer a los 35 años: Ella desea que él la apoye en su carrera y esfuerzos por capacitarse más. Ella desea que él sea gentil, considerado y la trate de una manera especial.. Ella desea que él esté organizado y estable en su carrera y que esté interesado en sentar cabeza. Ella desea que él comparta todos los quehaceres y todas las responsabilidades (que sea hogareño).

Mujer a los 40 años: Ella desea que el rompa con viejos modelos y esquemas de ver y hacer las cosas y que explore y experimente nuevos estilos de vida. Ella desea que él sea fuerte, de corazón juvenil y amplio; abierto a la conversación y el diálogo. Ella desea que él sea un amigo, una compañía y que se haga cargo de las cosas.

Hombre a los 25 años: El desea que ella sea físicamente muy atractiva y una gran compañera sexual. El desea que ella sea cuidadosa, predecible, apasionada y fiel. El desea que ella comparta sus sueños y proyectos, que lo apoye y crea en él. El desea sostener su hogar, tener niños y poseer una casa propia. El quiere tener éxito en su carrera, ser un buen proveedor de bienestar y darle a ella todo lo que quiera.

Hombre a los 35 años: El desea que ella sea interesante, simpática, de confianza y buena conversadora. El desea que ella sea dinámica y productiva. El desea que ella sea independiente y tome decisiones por sí sola. El desea que ella sea una buena madre y se haga cargo de los niños y el hogar. El desea que ella esté disponible cuando él la necesite.

Hombre a los 40 años: El desea que ella sea comprensiva y que lo apoye en los cambios y crisis de la vida. El desea que ella sea gentil, tierna, comprensiva, afectiva y amorosa. El desea que ella sea a la vez que encantadora, su compañera intelectual. El desea que ella esté dispuesta a experimentar con nuevos estilos de vida y salirse de la rutina.

El desea que ella sea una amiga, una compañía y que esté con él en los momentos de crisis.

Subir

b. Las necesidades de su esposa

Ella necesita: Sentir que es, para usted, más importante que su mamá, sus hijos, sus amigos, su secretaria, su dinero y su trabajo. Saber que puede actuar con espontaneidad, sin miedo a que la regañen, ataquen, critiquen o le pidan explicaciones. Y que si se equivoca se lo harán saber amablemente. Es decir, necesita sentir que se confía en ella. Comunicación abierta. Ser elogiada. Sentirse libre para corregirlo sin miedo a la represalia o al enojo. Saber que usted la defiende y protege. Conocer que la opinión de ella es tan valiosa como la suya, y que todo se resuelve de común acuerdo. Compartir el hogar, las preocupaciones, las alegrías y los intereses. Que usted sea modelo para su hijo. Ser ella misma.

c. El dice A... y ella le entiende

Recientemente los investigadores han descubierto diferencias importantes en el cerebro masculino y femenino. La tesis consiste en que el lado izquierdo del cerebro que controla la capacidad verbal y cognoscitiva, se desarrolla más en las niñas. En cambio el lado derecho del cerebro, que controla las funciones visuales y de espacio, se desarrolla más en los niños. Así como los niños tienden a preferir las matemáticas y la gimnasia y las niñas sienten gusto por leer y escribir, los adolescentes devoran las fotos de las revistas Playboy en busca de estímulos sexuales y las jóvenes disfrutan de las novelas románticas. Pero lo que ni los unos ni los otros analizan cuando están frente a frente es que el cerebro masculino procesa los datos en forma diferente al cerebro femenino y  por eso piensan y sienten desde ángulos diferentes.

Sugerencias:

Para los hombres: Escúchela, consiéntala, abrácela en silencio, validando y aceptando sus sentimientos. Validar no es estar de acuerdo, es aceptar la diferencia. No la ignore, ni la critique. Recuerde que las mujeres hablan de sus problemas para acercarse no para obtener soluciones ni culparlo. Trabaje desde la perspectiva de compartir el poder y el control.

Para las mujeres: Apóyelo sin criticarlo. No trate de ser la mamá de él al querer cambiarlo. Recuerde que él se siente culpable cuando usted habla de sus problemas. Póngale límites porque así él se siente estimulado a dar más y a cambiar sus conductas disfuncionales. Para ello exprese sus sentimientos en forma asertiva, es decir, sin “cantaleta”. Trabaje para mejorar su autoestima y sus lًímites.

"El mayor desafío para el hombre es interpretar correctamente y apoyar a la mujer cuando habla de sus sentimientos. El mayor desafío para las mujeres es interpretar correctamente y apoyar al hombre cuando no habla."Por NELLY ROJAS

Subir

d. Test: Respeto en pareja

Puntaje: Casi nunca = 0     A veces= 1    Casi siempre = 2

1. Presto atención a mi pareja y escucho lo que me dice.

2. Mi pareja me presta atención y me escucha.

3. Considero sus sugerencias en lugar de rechazarlas de inmediato.

4. Mi pareja tiene en cuenta mis sugerencias en lugar de rechazarlas de inmediato.

5. No trato de cuestionar todas sus decisiones.

6. El/Ella no trata de cuestionar todas mis decisiones.

7. Respaldo a mi pareja en público.

 8.El/ella me respalda en público.

9. Mis actitudes no son groseras ni bruscas.

10. Sus actitudes no son groseras ni bruscas.

 

PUNTAJE:

0-6  Cambie!, pero rápido

7-13 Bien, pero puede mejorar

14-20 Usted es el ídolo de su cónyuge.

Subir

e. ¿Qué espera su cónyuge de usted?

Amistad: No basta la presencia física del hombre en la casa, cuando su mente se encuentra en otra parte. La esposa necesita verdadero compañerismo y tiene derecho a pedir que su marido hable con ella espontáneamente, le cuente sobre sus negocios, le diga en qué piensa o qué le preocupa.

Compartir responsabilidades: La mujer piensa y con razón, que el cuidado y atención de los hijos debe ser una responsabilidad compartida. Si el padre se preocupa por sus hijos, toma parte en su educación y participa en algunas de sus actividades, no sólo disfrutará mucho de su compañía, sino que estrechará los lazos espirituales que deben existir en toda la familia.

Colaboración: Muchos hombres tienen la idea de que para casarse hacen falta dos personas, pero para que el matrimonio sea un éxito basta con el esfuerzo de la mujer. El marido también debe asumir la actitud positiva de establecer un ritmo de vida que le permita al matrimonio desarrollar intereses mutuos.

Descanso: Uno de los problemas más frecuentes de las mujeres casadas es que rara vez tienen ratos realmente suyos, porque las actividades de la esposa nunca terminan y son permanentes; las tareas domésticas y el cuidado de los hijos exigen atención continua, mientras que el marido tiene definido su horario de trabajo y descanso. Por eso la esposa debe ser relevada periódicamente de sus labores y disfrutar el tiempo libre.

Simplificar la vida: El gran problema doméstico de muchas mujeres es que sus maridos son demasiado exigentes; deben tratar de llegar a un nivel de comodidad en el hogar, pero sin complicaciones innecesarias. 

Sorpresas ocasionales: Uno de los mayores atractivos en el amor es la renovación permanente. Esto se logra si se evita la rutina, que puede ser fatal para la felicidad conyugal. Por esa razón, el marido se debe preocupar por llevar a la esposa regalos ocasionales, hacerle invitaciones improvisadas, expresarle el cariño espontáneamente.

Igualdad económica: Muchas mujeres sufren innecesariamente estrechez económica porque con frecuencia los maridos son desconsiderados en este aspecto o tienen mala información sobre el costo de la vida doméstica. La esposa no debiera tener que estar pidiendo que se le dé el dinero necesario para el hogar, y desde que no exista una verdadera situación pecuniaria, no hay razón para que sea motivo de angustia para ella.

Subir

f. Evaluación de las relaciones 

            1. ¿Tengo algún bloqueo en la relación con mi cónyuge? 

            2. ¿Predominan en mi conversación las quejas y los reclamos?  

            3. ¿Tengo una actitud prepotente?  

            4. ¿Soy susceptible?  

            5. ¿Predomina en las relaciones el aburrimiento y la rutina?  

            6. Cuando hablo ¿predomina lo negativo y pesimista?  

            7. ¿Admito celos y envidias?  

            8. Me dirijo al cónyuge con sarcasmos e indirecta?  

            9. ¿Cultivo manías?  

            10. ¿Es más importante el TV, el computador o el teléfono que mi cónyuge?  

Subir
 

II. Errores que se pueden cometer en el matrimonio

a. Las faltas más comunes de ellas y ellos

Ellas

1. Manía de regañar. Esta es la falta más mencionada en las encuestas matrimoniales.         

2. Exceso en los gastos. "Consumen todo lo que uno tiene, tratando de competir con los demás" 

3. Demasiadas fiestas." Mi esposa descuida a los hijos por tratar de asistir a todas las fiestas". 

4. No cuidan debidamente del hogar. " Mi mujer no mantiene la casa arreglada".  

5. Afán de chismografía. " usan la lengua sin descanso". "Mi mujer tiene una cierta habilidad natural para torcer e interpretar malévolamente lo que una persona dice". " Las cosas que cuentan de sus amigas le erizan a uno el cabello". 

6. Exceso de egoísmo. " Ella nunca se preocupa por mi comodidad...no le importa sino la suya”. 

7. Demasiadas actividades fuera de casa. "Están tan ocupadas haciendo el bien afuera, que no tienen tiempo para ocuparse de su marido". 

8. Muy mandonas. " Mi mujer manda en la casa, me manda a mí, dice a los vecinos como han de portarse, y ahora -Dios nos ampare- está tratando de gobernar el país... porque pasa el día entero diciéndome lo que el presidente debería hacer".

"Las mujeres tratan de manejar los asuntos de su marido además de los propios... y en ambos casos son una pifia".

9. Descuido y desaliño. "Las mujeres, una vez que pescan al marido, se dejan engordar y se vuelven desaliñadas".

10. Se interesan demasiado en otros hombres.

Para finalizar , vale la pena anotar que el 8% de los maridos no tuvieron reproches para sus esposas, y alguno hasta llegó a decir: "mi mujer trabaja muy duro; esa es su única falta. Dios la bendiga".

Ellos

1. Exageración en la bebida. Esta fue la queja más común.

2. Falta de consideración y detalles. " A medida que van envejeciendo se vuelven menos galantes con sus esposas, y ya no son tan serviciales como antes eran".

" Van descuidándose en el vestir". " Lo malo de los maridos es que son descuidados con las cosas pequeñas".                           

3. Egoísmo. "Cuando están buenos y sanos quieren ser reyes; cuando están enfermos quieren que los consientan como niños chiquitos". “Mi marido llega tarde a comer, pero si yo me retraso alguna vez, se pone energúmeno". “Hace siempre lo que quiere.. nunca se preocupa por nosotros". 

4. Demasiado dominantes. " Siempre quieren ser amos; fuera de ellos nadie sabe nada". 

5. Algunas mujeres se quejaron de los descarríos amorosos de sus cónyuges.                             

6. Tacañería. " Los maridos no tienen ni idea de lo que cuesta manejar una casa en estos días". " Los hombres gastan el dinero sin reparo en ellos mismos, pero arman el gran alboroto cada vez que su mujer les pide un centavo". 

7. Falta de interés en el hogar. "los hombres dejan la crianza de los hijos a la mujer". "Mi marido se niega a arreglar las cosas de la casa y  a ayudarme en cosas tan sencillas como a contestar una carta". 

8. Falta de galantería. "tan pronto como le ponen el anillo al dedo, ya usted se acabo para ellos". "Viven tan enfrascados en sus negocios, que escasamente se dan cuenta que tienen esposa". "A una mujer no le importa el penoso trabajo de la casa si su marido la sorprende de tiempo en tiempo con un obsequio que exprese cariño, y si la corteja, la galantea y la saca a divertirse de vez en cuando". 

9. Se quejan con exceso. "Parece que los maridos todo lo encuentran mal". 

10. Fuman y juegan mucho." Mi marido está siempre echando cenizas del cigarrillo en la alfombra”. "El pierde todo el dinero en el juego". Pero, ¿ hay maridos sin faltas? Apenas el 4% de las mujeres interrogadas declararon no encontrar defectos apreciables en sus esposos.  

Subir
 

b. Los motivos de los conflictos en la pareja 

1. Relaciones con las familias de origen.  
2. El dinero.  
3. Relaciones trabajo-familia del esposo.  
4. La educación de los hijos.  
5. El alcohol.  
6. El manejo de la sexualidad.  
7. Amigos  y tiempo libre.   
8. Trabajo de la mujer fuera del hogar.  
9. Los problemas de la casa.  
10. La infidelidad.   

Enemigos de la convivencia

1. Bloqueos
2. Quejas y reclamos
3. Prepotencia
4. Susceptibilidades
5. Aburrimiento
6. Negativismo
7. Celos y envidia
8. Sarcasmos
9. Manías
10. Pequeñeces
... y los aparatos: televisión, teléfono y computador.

 

c. Errores en el matrimonio  

A continuación los psicólogos exponen algunos errores más frecuentes que se cometen en una relación y la forma de evitarlos para poder mantener una relación afectiva estable en la que ambos se sientan satisfechos, y por qué no, !felices!

Errores-Soluciones 

* Idealizar a la pareja: esperar que el otro sea perfecto.

* Sufrir por la menor desatención del otro.

* Callarse los sentimientos de molestia e incomodidad y, peor aún, dejarlos acumular.

* Esperar a que el otro tome siempre la iniciativa.

* Ignorar los esfuerzos y logros del otro y por el contrario siempre fijarse en sus errores.

* Criticar, comparar, burlarse, ridiculizar y desvirtuar a su pareja.

* Dar por hecho que el amor está y que siempre se va a mantener igual.

* Ser tímido sexualmente.

* No reclamar cuando se es maltratado y dirigirse a su pareja en términos fuertes o groseros.

* Creer que "si estamos bien" mejor no hacer cambios que "complican la vida".

* Se debe apreciar y aceptar al otro en su dimensión real, aceptarlo como es con sus virtudes y defectos.

* Se debe comprender que la pareja también tiene problemas y preocupaciones y que no siempre tiene tiempo ni disposición para brindar caricias o palabras afectivas. En ese caso lo mejor es darle tiempo. Dejarlo solo un rato, o preguntarle en el momento adecuado, qué le pasa y si en algo le puede ayudar. (claro que lo ideal es que no existan secretos).

* Cada uno debe comunicar oportunamente sus disgustos y también sus necesidades. El diálogo es indispensable. No se puede aplazar semanas y mucho menos meses. Si su pareja dice o hace algo que a usted le disgusta, comuníqueselo inmediatamente. Callar es peor error porque después llega el día en que usted tiene que hablar y entonces salen a relucir cosas que pasaron meses atrás. Si el otro fue grosero, hágale entender que usted merece respeto.

* Si uno solo es el que siempre propone lo que se puede hacer, las decisiones que se pueden tomar, seguramente se cansará y la relación se convertirá en monótona. Usted tiene que tratar de hacer de la relación algo novedoso, donde los dos aporten soluciones, Planes de vacaciones, donde ir a comer,  ver una obra de teatro, llamarlo, buscarlo...

* Reconocer abiertamente las cosas positivas. No solo hablarle de lo malo sino agradecerle por los gestos bonitos que tenga con usted.

* Apoyar, promover, estimular y reconocer al otro así como ayudarle a superar las cosas malas, pero con críticas constructivas.

* Comprender que el amor se puede perder. Que se debe alimentar, cultivar, para evitar la rutina. Se deben compartir diferentes actividades.

*Hablar sobre cómo hacer la relación sexual satisfactoria para ambos.

* No maltratar a su pareja ni dejarse maltratar. Poner siempre un claro que ambos se deben respeto y honestidad.

* Aceptar los cambios, comprender que la relación es dinámica, que tanto su pareja como usted cambian con el tiempo y los dos se tienen que ajustar a esos cambios.

Subir


III. Aprenda a comunicarse bien  

10 Sugerencias para Mejorar la comunicación

1. Aprenda a dialogar: escuche, explique, comprenda hasta ganar/ganar

2. Paciencia con el proceso y la persona

3. Tratar a los demás con delicadeza

4. Disposición de aprender de los demás

5. Acepte a los demás como son

6. Sensibilidad para tener consideración

7. Actitud abierta

8. “Arropar la espalda” si se equivocan: confrontación compasiva

9. Ser uno mismo

10. Integridad: armonizar pensamiento – palabras –sentimientos – acto  


IV. Remedios para el desamor

a. Remedios para el desamor

1. Borrón y cuenta nueva 

2.- No sacar la lista de agravios 

3.- El respeto mutuo en palabras, obras y gestos. 

4.- Ser persona de criterio. 

5.- No caer en el aburrimiento o la rutina. 

6.- Evitar discusiones innecesarias. 

7.- Tener una vida sexual sana, positiva y centrada en la comunicación. 

8.-Mejorar y pulir constantemente las dificultades de la convivencia.  

9.- Sentido del humor. 

10.- Capacidad de afrontar situaciones difíciles. 

11.- Habilidades en la comunicación. 

12.- "Poseer mano izquierda" 

13.- Introducir días rosas. 

14.- Saber que la vida tiene  luces y sombras. 

15.- No querer controlar  al cónyuge. 

16.- Cambiar las ideas irracionales.   

 

b. Reglas de oro 

  • Quiera para los demás lo que quiera para usted mismo

  • Trata a los demás como quiera que le traten a usted

  • Si usted quiere obtener algo bueno, ayude a que los otros lo obtengan  

Subir

c. El perdón

Perdonar no es...

Perdonar es...

  • Perdonar no es justificar comportamientos negativos o improcedentes, sean propios o ajenos.  El maltrato, la violencia, la agresión, la traición y la deshonestidad son sólo algunos de los comportamientos inaceptables.

 

  • Perdonar es ver al otro, a través de sus conductas agresivas, hirientes, destructivas, negativas, con sus propias heridas emocionales. 

 

  • Perdonar no quiere decir que se apruebe o se defienda la conducta que ha causado sufrimiento, ni tampoco excluye que se tomen medidas para cambiar la situación o proteger los derechos.

 

 

  • Cuando perdonamos al otro podemos ver su alma, su interior, que es bueno y amoroso.

  • Perdonar no es hacer como que todo va bien cuando se siente que no es así.  A veces puede ser engañosa y confusa la distinción entre perdonar de verdad y negar o reprimir la rabia y el dolor.  No se puede ofrecer un perdón verdadero si se niega o se hace caso omiso de la rabia y el resentimiento.

 

  • Al perdonar no estamos perdonando la acción lo que estamos perdonando es a la persona que no pudo honrarse lo suficiente para actuar desde su parte sabia y luminosa.  Estamos perdonando su confusión, su inmadurez emocional, su ausencia de habilidades

  • Perdonar no es adoptar una actitud de superioridad o farisea.  Si se perdona a alguien porque se le tiene lástima o se lo considera tonto o estúpido, es que se confunde perdonar con ser arrogante y criticón.

 

  • El verdadero perdón consiste en abrir nuestro corazón al otro, pero esto no nos obliga a estar con esa otra persona si ya no queremos hacerlo

  • Perdonar no significa que se debe cambiar de comportamiento.  Si se perdona a un viejo amigo con quien se ha estado enemistado, no por eso se tiene que comenzar a llamarlo de nuevo... a no ser que realmente se desee hacerlo.

 

  • Le demuestro compasión, no en el sentido de lástima, sino de comprenderlo, de aceptarlo, pero puedo decidir no estar con esa persona  mientras ésta siga actuando irresponsablemente en su adicción.

 

  • Perdonar no exige que se comunique verbal y directamente con la persona a la que se ha perdonado.  Con frecuencia ella advertirá el cambio que se ha producido en el corazón de quien perdona.

 

  • El auténtico perdón viene del corazón y de las entrañas y si uno siente realmente paz ante la otra persona es porque la ha perdonado.

 

  • El perdón sólo requiere un cambio de percepción; otra manera de considerar a las personas y circunstancias que se cree han causado dolor y problemas.

 

 

  • Perdonar no significa reconocer que la otra persona tiene razón y que uno se equivoca.  Más bien, enseña que hay otra manera de mirar el mundo.

 

 

 

  • Perdonar no significa negar que se haya sido víctima; quiere decir que  haberlo sido, ya no domina la identidad y la vida emocional actuales de esa persona.

 

 

 

d.     Ayudar sin crear dependencia

¿Cuáles son las cuatro reglas par lograr este objetivo?

ESCUCHAR (presentando toda su atención)

ESCUCHAR (los sentimientos que están siendo expresadas)

ESCUCHAR (las necesidades que están siendo expresadas)

COMPRENDER (poniéndose usted mismo en el lugar de la otra persona lo mejor que pueda).

¿Cuál es la necesidad universal de todo ser humano?

Saber que tiene valor, que sus sentimientos importan y que hay alguien para quien es importante.

¿Cuál es el principio subyacente que le permite a una persona ayudar otra efectivamente?

Reconocer que usted no tiene el poder de mejorar a nadie. Usted puede ofrecer su ayuda, pero no puedo solucionar nada si la persona no quiere.

¿En quién debe recaer la responsabilidad por el problema de una persona?

La responsabilidad es de la persona que tiene el problema.

¿Cuáles son los cuatro elementos que hacen que una persona se deje ayudar?

La persona que quiere ayudar deber poseer: Integridad, respeto, amabilidad y firmeza.

¿Cuál es el momento apropiado para enseñar?

El momento apropiado para enseñar ocurre después de que ha pasado el momento álgido del problema. No es cuando la otra persona está volcando sus sentimientos sobre usted, o cuando cualquiera de las dos está molesta o enojada.

¿Qué frases suelen ser efectivas para ayudar?

Me imagino lo difícil que debe ser.

 ¿Cómo te sientes?      ¿Qué crees  que podría dar resultado?     ¿Te puedo ayudar?

Adaptado del libro “No cargue con los problemas de los demás” de Gary B. Lundberg Joy Saunders Lundberg. Ed. Norma S.A Bogotá, Colombia 1999

Subir


V. Crecer en el amor

a. Diez formas para afianzar el matrimonio

1. Presente a su pareja en publico con orgullo y diciendo algo positivo.

2. Malcríe a su cónyuge.

3. Cuando este enfadado/a, haga una acción en favor del cónyuge.

4. Ofrezca su colaboración voluntaria para hacer algo.

5. Dos palabras claves: gracias, perdón.

6. Pausa para cambiar de rol una vez al año: El en la casa; ella en lo que quiera.

7. Halague el gusto de su pareja de vez en cuando.

8. Buen humor.

9. No se trata de quien tiene la razón, sino de amarse.

10. Piense de vez en cuando en los momentos buenos del noviazgo y matrimonio.

Subir

b. 100 Formas de manifestar el amor

Esta lista muestra uno de los cientos de caminos en que puede amar a su esposa en  la forma en que ella desea ser amada. Discuta esta lista con ella. Pídale que señale las que tengan mayor significado para ella y que las sitúe en el orden de importancia que ella estime. Utilice la lista como una base para aprender su manera de ver las cosas.

Luego inviertan los papeles: señale a su esposa aquellos aspectos que son importantes para usted.

1. Comuníquese con ella, nunca se cierre.

2. Préstele atención, ella es importante

3. Haga todo lo que pueda para entender sus sentimientos.

4. Interésese en sus amistades.

5. Pregúntele frecuentemente su opinión.

6. Valore lo que ella diga.

7. Hágale sentir su aprobación y afecto.

8. Protéjala sobre bases diarias.

9. Sea gentil y tierno.

10. Desarrolle sentido del humor.

11. Evite cambios repentinos sin discutirlos antes y sin darle tiempo para ajustarse a ellos.

12. Aprenda a hacerse cargo de lo que ella desea comunicarle.

13. Confórtela cuando se sienta deprimida. Por ejemplo, ponga sus brazos a su alrededor y silenciosamente sosténgala durante unos segundos sin regaños ni preguntas.

14. Interésese en lo que para ella es importante.

15. Corríjala suave y tiernamente.

16. Permítale hablar de lo que quiera sin ponerse a la defensiva.

17.  Concédale el tiempo que necesita para ella misma.

18. Haláguela a menudo.

19. Sea digno de confianza.    

20. Sea creativo cuando exprese su amor, ya sea en palabras o acciones.

21. Marque metas específicas para su familia cada año.

22. Permítale comprar las cosas que ella considere necesarias, sin olvidar el presupuesto establecido.

23. Perdónela cuando lo ofenda.

24. Demuéstrele que la necesita.

25. Acéptela tal como es, descubra que es única y especial.

26. Admita sus propios errores. No tenga miedo a ser humilde.

27. Guíe a su familia de acuerdo con los preceptos de Dios.

28. Permita que falle. Discuta lo que estuvo mal después de haberla confortado.

29. Déle masajes en el cuello o en sus pies después de un duro día.

30. Tómese tiempo para sentarse y hablar calmadamente.

31. Bríndele románticos paseos.

32. Escríbale una carta ocasionalmente diciéndole cuanto la ama.

33. Sorpréndala con una tarjeta o flores.

34. Exprésele cuanto la aprecia.

35. Dígale que orgulloso se siente de ella.

36. Déle consejos en forma cordial cuando se los pida.

37. Defiéndala de otros.

38. Prefiérala sobre otros.

39. No espere que haga actividades mas allá de sus capacidades emocionales o físicas

40. Rece para que ella disfrute a Dios como lo mejor de la vida.

41. Hágale saber que es consciente de lo que ha hecho por usted y los hijos.

42. No haga bromas sobre ella a sus espaldas.

43. Comparta sus pensamientos y sentimientos con ella.

44. Háblele sobre su trabajo cuando la vea interesada.

45. Dése cuenta de cómo pasa el día, en el trabajo o en el hogar.

46. Aprenda a disfrutar de lo que ella disfruta.

47. Cuide a los niños antes y durante la comida.

48. Ayúdela a ordenar la casa los fines de semana.

49. Mándela a tomar un baño de agua tibia mientras usted lava los platos.

50. Comprenda su cansancio y sus limitaciones físicas que supone cuidar los hijos.

51. Exija a los hijos con amor, no con enojo.

52. Ayúdela a conseguir sus metas, aficiones o educación.

53. Trátela como si Dios hubiera estampado sobre su frente "manéjela con cuidado".

54. Olvide los hábitos que le disgusten de  ella.

55. Sea gentil y amable con sus parientes.

56. No compare a sus parientes con los de usted en forma negativa.

57. Déle las gracias por lo que haya hecho sin esperar nada a  cambio.

58. No espere que lo festeje cada vez que la ayude  en los quehaceres.

59. Asegúrese que entiende lo que usted planea hacer.

60. Haga pequeñas cosas por ella, como un beso inesperado o el desayuno en la cama.

61. Trátela como igual intelectualmente.

62. Descubra si desea ser tratada como una persona débil.

63. Descubra lo que le tema en la vida. 

64. Vea lo que pueda hacer para eliminar sus temores.

65. Descubra sus necesidades sexuales.

66. Pregúntele si desea discutir cómo puede satisfacer sus necesidades sexuales.

67. Descubra lo que la hace sentir insegura.

68. Planeen juntos el futuro.

69. No discuta las palabras, sino intente entender lo que ella quiere decir.    

70. Practique cortesías comunes, como abrirle la puerta, servirle el café, etc.

71. Pregúntele si la ofende sexualmente de alguna forma.

72. Pregúntele si está celosa de algo.

73. Compruebe si es suficiente el dinero de que dispone para     los gastos de la casa.

74. Llévela con frecuencia a pasear.

75. Tómela de la mano en público.

76. Ponga  su brazo alrededor de ella en frente de amigos.

77. Dígale que la ama a menudo.

78. Recuerde aniversarios, cumpleaños y otras fechas especiales.

79. Aprenda a disfrutar de las compras.

80. Enséñele a disfrutar las actividades que a usted le  gusten.

81. Obséquiele un regalo especial de vez en cuando.

82. Comparta con ella la responsabilidad del hogar.

83. No menosprecie sus características femeninas.

84. Permítale expresarse libremente, sin miedo de ser llamada estúpida o ilógica.

85. Escoja cuidadosamente sus palabras, especialmente cuando está enojado.

86. No la critique en frente de otros.

87. No le permita ver que le entusiasma el físico de otra mujer si eso la molesta.

88. Sea sensible con los demás.

89. Manifieste sus sentimientos delante de toda la familia.

90. Prepare la comida de vez en cuando.

91. Sea comprensivo cuando ella esté enferma.

92. Avísele siempre que piense llegar tarde.

93. No manifieste su desacuerdo delante de los niños.

94. Llévela a menudo a comer fuera.

95. Haga "pequeñeces" que ella necesita de vez en cuando.

96. Preocúpese de  que tenga momentos libres para sus cosas.

97. Cómprele lo que ella considere un regalo íntimo.

98. Lea el libro que le recomendó.

99. Obséquiele algo grabado asegurándole su amor.

100. Escríbale un poema sobre lo especial que ella es.

Si su esposa reacciona negativamente a esto, puede deberse a que ha percibido una amenaza en una o en ambas de estas dos importantes áreas: 1) su seguridad; 2) su relación establecida. Para que esto no ocurra hágalo sin esperar correspondencia.

Adaptado del libro "Si los maridos supieran" de GARY SMALLEY.  

Subir


VI. Decálogos

a. Lo que hay que cuidar siempre

Un grupo de psicólogos de la Seguridad Social de Estados Unidos configuró diez "reglas de oro" para la armonía conyugal que han servido, según ellos, para salvar el 28% de los matrimonios en conflicto que han asesorado.

Las siguientes son las mencionadas reglas, con el comentario de las virtudes correspondientes entre paréntesis:

1. "No irritarse los dos al mismo tiempo" (Para lograrlo es necesario ser prudente, y saber con fortaleza, reprimir la ira que se levanta en el interior.

2. "No gritarse nunca el uno al otro a menos que la casa esté en llamas" (Ejercicio de la virtud de la templanza, de la moderación de las pasiones)

3. "Si uno de los dos tiene que vencer en una discusión, deja que sea tu cónyuge" (En el fondo de esta actitud hay amor del bueno, que prefiere ceder para obtener la paz.  La aparente "derrota" se convierte en una gran victoria sobre si mismo).

4. "Si tienes que criticar, hágalo con amor" (Lealtad: decir las cosas serenamente, sencillamente, y sobre todo pensando en el otro, en su bien. Es preciso ser fuerte, prudente y recto para actuar de esta manera!

5.  "Nunca se echen en cara los errores del pasado".(Comprensión, indulgencia y amor para con los defectos y las debilidades del cónyuge. Amarle de verdad incluso con sus defectos).

6.  "Sea negligente con cualquiera antes que con su cónyuge".(Esto implica practicar la virtud del orden, preocupándonos antes de los más cercanos a nosotros).

7.  "Nunca se vayan a dormir con un desacuerdo sin resolver". (Claridad en las relaciones. Humildad para reconocer la parte de la culpa propia. Olvido de los rencores y los enfados. Confianza en el cónyuge.

8.  "Por lo menos una vez al día trate de decirle algo bondadoso o un cumplido agradable a su cónyuge". (Esto suena a algo así como detalles pequeños en el cariño, cordialidad, galantería).

9. "Cuando haya hecho algo equivocado admítalo y pida excusas". (Sinceridad y sencillez, porque no es mejor quien no se equivoca nunca).

10.  "Dos no riñen si uno no quiere. (Lógicamente el que está más sereno es el que mejor puede ceder. Las cosas se ven mejor con cierta distancia. Sentido común amar a la paz).  

Subir

b. Decálogo para la convivencia conyugal

1. Estar siempre dispuesto a dar y recibir pequeñas muestras de amor. Tener muy en cuenta que lo importante es lo pequeño.

2. Luchar por no ser hipersensible en la convivencia. No dar importancia a cosas sin importancia.

3. Procurar evitar discusiones innecesarias.

4. Tener capacidad de reacción tras momentos / ratos/ días difíciles. No aplazar el regreso a la normalidad.

5. Cuidar el lenguaje verbal y no verbal, sabiendo que cualquier conducta humana es comunicación. Por eso, atender muy especialmente a tres ingredientes esenciales de la comunicación: respeto, comprensión y delicadeza.

6. Poner el máximo empeño para que no salga la lista de agravios históricos.

7. Tener el don de la oportunidad. Todo comportamiento necesita un cierto aprendizaje. Estar dispuesto a adquirirlos.

8. Tener paciencia al respecto, ser comprensivos y buscar ayuda. Para lograr una correcta estabilidad de la pareja es necesario adquirir habilidades para la comunicación.

9.  Ser asertivos y respetar la intimidad.

10.  Saber pedir perdón, si se ha ofendido.

Subir


c. Cómo crecer en el amor matrimonial

El amor en el matrimonio hay que conservarlo con detalles pequeños y también con grandes sacrificios; hay que dar muchas veces el brazo a torcer en cosas sin importancia, pero también en otras fundamentales.

A continuación damos unos consejos oportunos para tener en cuenta todas las parejas. 

  • Tanto el marido como la mujer deben adoptar en su matrimonio una actitud de dar más que de recibir. Esta actitud produce alegría al ver cómo se hace la vida agradable a la persona querida. El amor se cultiva día a día, hasta en los detalles más pequeños.
     

  • La mujer debe estar siempre a la altura cultural e intelectual de su marido. El ama de casa tiene que sacar tiempo para leer e interesarse por el arte, la cultura. La mujer que se dedica de lleno al hogar debe "meterse" en la vida profesional de su marido: participar en sus proyectos, seguir su trabajo y motivarle para que aspire a dar más de sí en su trabajo. Si la mujer ejerce además su profesión fuera de la casa, tiene que saber "embarcar" a su marido en sus temas de trabajo y hacerle partícipe de sus alegrías y dificultades.
     

  • Ambos deben preocuparse por atraerse físicamente, a pesar del paso de los años. Cuidar su aspecto y arreglo personal.
     

  • Ninguno de los dos tiene por qué considerarse superior al otro; aunque sí puede darse una superioridad complementaria: la fortaleza de la mujer se complementa con la indecisión del hombre, etc.
     

  • La mujer debe luchar para no convertir en tragedia las pequeñeces de cada día en el trato o en detalles materiales de la casa. Es una tendencia muy femenina, y hay que combatirla desdramatizando, quitando importancia al inventario de pequeños conflictos que la vida trae consigo para evitar que peligre la armonía conyugal.
     

  • El marido tiene que participar activamente, en la educación de los hijos, conocerlos, seguir sus problemas y sobre todo saber escucharles, comprenderles y hacer cosas con ellos.
     

  • Debe existir un clima de diálogo con tranquilidad y sosiego, entre dos personas que se quieren y luchan contra su propio egoísmo.
     

  • Saber rectificar aspectos del propio carácter y personalidad que al otro no le agradan. El matrimonio y la familia deben ser puntos de partida para el diálogo, la comunicación. No pueden caer en la frialdad y distanciamiento que impregna la sociedad actual.
     

  • Cada uno debe conservar su propia identidad. Por ello cualquier exigencia mutua tiene que sopesarse bien y analizarse, y hacer un balance de los pro y los contras. En ningún caso debe cederse sin más.

Subir

Bibliografía

Tomado de: http://www.lafamilia.info

www.noviascolombia.com

 

 
 
Detalles Personales
Prepárate con Tiempo
Presupuesto
Requisitos
Iglesias en Bogotá
Cursos Pre-matrimoniales
 
Oración de los Novios
Tradiciones de las Bodas
Supersticiones de las Bodas
Tips para la vida conyugal
Ideas de Showers
Test de Pareja
Aniversarios de Bodas
 
Notarías en Colombia
 
 

 

Novias Colombia  Bodas Colombia  ® 2005 - 2010

Teléfonos:  (57-1) 6045720  -  (57-1) 7596603

www.noviascolombia.com